"La lucha es la ley de la vida de La Causa R" Alfredo Maneiro. 1982
Home/Editorial/Editorial – El tiro por la culata

Editorial – El tiro por la culata

Dentro de la cadena de actos y movilizaciones que ha montado estos últimos días el gobierno de Maduro (Congresos de Trabajadores oficialistas y de Estudiantes de Educación Media), estuvo el de los estudiantes universitarios para conmemorar el Día del Estudiante, el 21 de Noviembre. Hace 56 años los estudiantes de la época pusieron en marcha una serie de protestas contra la dictadura militar de Pérez Jiménez, que llevaría a la caída del régimen el 23 de enero del 58. Todo estuvo bien planificado; el centro de la ciudad se congestionó por la llegada de autobuses con los estudiantes encaletados desde diversos rincones del país, a lo que ya nos tienen acostumbrados.

En las adyacencias del Palacio de Miraflores se concentraron estudiantes de las Unefas, Universidades Bolivarianas e Institutos de Educación Superior, con una bullliciosa concentración en la cual hablaría Maduro luego de la intervención de varios “teloneros”. Uno de ellos expresó tener “un gobierno que nos acompaña”; otro señaló a Maduro como “el mejor amigo que tienen los estudiantes”. La hija de Diosdado, con su versión de la FIT (Feria Internacional de Turismo), a celebrarse en la ciudad natal del “presidente eterno”, abrió paso a Maduro. Una reseña histórica de esa fecha, para de inmediato pasar a atacar a las Universidades autónomas por el cupo (a las que les niega un justo presupuesto). Se hace “la autocrítica” por no estar concluido el Plan Especial de Residencias Estudiantiles; promete acelerar el Plan de Transporte Estudiantil; dotación de tablets y computadoras. No podía faltar el halago demagógico al movimiento: “ustedes tienen el reto de llevar adelante esta patria durante todo este siglo”, y “tendrán el mando de la conducción de la patria”. Y la tapa del frasco: el 50% de los candidatos del Psuv a la Asamblea Nacional en 2015 serán jóvenes universitarios de menos de 30 años.

Todo iba bien, hasta que una vivaz estudiante, megáfono en mano, intentaba hacerse oir: Maduro!….Maduro!“Còmo te llamas tú?”, le pregunta.. “Joselyn!”. “Pásale un micrófono a Joselyn!”. Después de argumentar a favor de los Consejos Estudiantiles, la muchacha le pide que hagan una auditoría en la Universidad Bolivariana, en Los Chaguaramos, donde hay un “cementerio de autobuses”. (¡) “Si, mañana mismo!”, le responde. Inmediatamente otra estudiante, de Medicina Integral Comunitaria, denuncia que “no tienen salones, ni transporte”, en La Trigaleña, en Carabobo. Hasta allí llegó el acto. Maduro anuncia al ministro “Potro” Alvàrez, quien cierra con una canción en homenaje a Chávez y al presidente Maduro.

Eso es lo que se llama “el tiro por la culata”.