"La lucha es la ley de la vida de La Causa R" Alfredo Maneiro. 1982
Home/Opinion/Sutiss y las elecciones 2015-2017 / Por: Tello Benitez

Sutiss y las elecciones 2015-2017 / Por: Tello Benitez

Sutiss está hoy en el centro de la polémica por lo que ha venido haciendo particularmente en los 15 años de la llamada revolución bolivariana, y también por lo que ha debido hacer en un mundo donde han surgido desde 1999 nuevas prácticas sindicales, nuevos conceptos de trabajo, como el de trabajo decente. Las críticas a Sutiss son de tal magnitud que el investigador social, profesor de la cátedra “Sociología Política” en la UCV, Ladislao Lipski, escribió dos artículos a los cuales tituló “Sutiss destruyó legado histórico de los “Matanceros” y El Sindicato Sutiss en la edad de piedra, publicados el 30 de abril de 2004 y el 7 de mayo de 2006 respectivamente en el Diario de Guayana.

En lo que ha venido haciendo tenemos que Sutiss, mayoritariamente se plegó a los planteamientos ideológico-políticos del régimen chavista, en lugar de luchar por la creación de nuevas empresas, por la creación de trabajo decente, complació al gobierno en su política populista de engordar a Sidor contribuyendo de esta manera a su crisis y no sustentabilidad, y a cancelar las posibilidades de un trabajo decente para los jóvenes de los sectores populares y egresados de los institutos de educación superior.

Ha actuado la mayoría del tiempo como un sindicato patronal, ha permitido la violación a la libertad sindical, al derecho a la negociación colectiva (tengo en mi biblioteca todas las convenciones colectivas de Sidor menos la firmada de la madrugada del 14 de agosto de 2014 a espalda de los trabajadores), derechos éstos fundamentales para cualquier movimiento sindical y cuya entrega o defensa inconsecuente de los mismos es definitivamente inadmisible.

La administración de Sutiss es pésima, a tal punto que sus finanzas están actualmente embargadas; también se quedó en lo que refiere las tecnologías de la información y la comunicación, no dispone de una página web para la información, la transparencia y la formación de los trabajadores; en los últimos años no ha sido protagonista de algún avance o logro importante.

Hay que recordar que Sutiss conquistó el concepto de salario integral para todos los trabajadores venezolanos.

¿Y cómo puede hacer muchas de las cosas que le corresponde para la defensa de los derechos e intereses de los trabajadores, si Sutiss no funciona de acuerdo a sus estatutos?, no reúne al Comité ejecutivo ni a las demás instancias que forman parte de la estructura del sindicato, así como tampoco al Consejo General de Delegados, que si bien no está en los estatutos, funcionó exitosa y democráticamente en otros tiempos.

Sutiss hoy tiene 3 afiliados presos y no ha sido capaz de recolectar las pruebas necesarias para llevar el caso ante el Comité de libertad sindical, a sabiendas de la entrega del poder judicial al ejecutivo nacional y de que no es necesario agotar el derecho interno para acudir a esta instancia establecida por la Organización Internacional del Trabajo, ya que este caso no puede verse solamente desde el prisma del derecho penal tradicional, sino también, y particularmente, como un caso de violación a la libertad sindical.

Todo lo anterior, sin embargo, ha sido objeto de discusión por grupos de trabajadores afiliados a Sutiss que no ven una salida inmediata a los problemas de su organización en ninguna de las planchas que participan en el proceso de elecciones sindicales en curso, ya que todas de una u otra manera están asociadas al desastre de la organización sindical, y subordinadas ideológicamente al patrono-Estado.

Esos trabajadores, incluso, propusieron elaborar una plancha unitaria para construir una alternativa de cambio sindical en el movimiento siderúrgico; pero tal posibilidad no fue posible, imponiéndose al final la dispersión, la diáspora sindical, con el resultado de un total de 12 planchas inscritas ante la comisión electoral, sin que ninguna sea garantía de atención consecuente a los problemas aquí descritos ni abanderada de un programa de verdadero cambio de rumbo del sindicalismo en el movimiento de trabajadores siderúrgicos.

Como digo al principio, sobre Sutiss se seguirá escribiendo, tiene según el Presidente de la Comisión Electoral, 11.092 afiliados, en la concentración de trabajadores más importante de Venezuela.

Si bien la directiva de Sutiss ha cometido todos los desastres a que hicimos referencia, buena parte de su base tiene una experiencia a cuya formación contribuyó personalmente Alfredo Maneiro, y como siempre apostamos a las reservas morales de este movimiento, estamos seguros que superará la presente situación.

Alfredo Maneiro decía para referirse a procesos que tienen que vivir los líderes o los movimientos para superar determinadas situaciones que “Nada sustituye a la propia experiencia”.

Y pareciera que el movimiento siderúrgico tiene que pasar por las presentes circunstancias para recuperar el papel de protagonista que jugó en sus mejores tiempos.

 

Tello Benitez

*Ex – secretario general de Sutiss 79-81, docente de la cátedra Organizaciones y Relaciones Obrero-patronales en la Ucab-Guayana

@tellobenitez